lunes, 17 de octubre de 2005

La ratio de mi escuela


Mi maestro se llamaba José Antonio y era estupendo. Éramos más de 50 alumnos de diferentes edades y aprendimos ¡ni se sabe! Unos enseñábamos a otros, éramos solidarios sin haber empleado nunca la palabra solidaridad. Yo llegué a la escuela a los 6 años y ya sabía leer, porque me había enseñado mi madre. Éramos disciplinados y teníamos afán por aprender. Leí todo lo que caía en mis manos.
¡Gracias maestro! buena parte de lo que soy te lo debo a ti.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Dave Barry
Add To My Personal Library If you read Dave Barry's column, you already know that Dave has thrown in the towel-at least for now.
Hi, what a great blog.
I enjoyed it very much.
Take a look at my ONLINE SHOPPING related site.

oscar dijo...

Bastante mas a tu madre. Lo bonito que es enseñar a leer