sábado, 31 de mayo de 2008

MEJOR SER OPTIMISTA


En la vida hay:
- Personas que hacen que las cosas "sucedan".

- Otras que ven cómo suceden las cosas.

- Hay quienes se preguntan ¿qué pasó?

- Y muchas que ni se enteraron que algo sucedió...


Está demostrado que el optimismo en el lugar de trabajo:
- Fortalece las relaciones y diluye las barreras de la comunicación.

- Crea un espacio de colaboración.

- Aumenta la productividad, permitiéndole a la gente disfrutar más con lo que hace.

- Favorece la creatividad.

- Disminuye el estrés ocasionado por el trabajo.

- Estimula el crecimiento.

- Posiciona a la gente en las posibilidades y en las oportunidades.

- Permite aprender del error.


El optimismo no tiene que ver con la ausencia de problemas, sino con la habilidad para encararlos y salir adelante con ellos, sin olvidarnos lo que realmente es importante. En ningún momento se puede deducir que el pensamiento optimista lleva a la pasividad, a la inercia, a que nada nos mueva para mejorar la situación.

Una actitud optimista es la que nos permite percibir que las cosas no están bien, pero saber que podrán mejorar y hacer algo al respecto.


El comportamiento pesimista, en cambio, nos lleva a veces esperar lo peor, a ver delante nuestro sólo abismos y tinieblas. Todo parece estar mal y no hay nada que se pueda hacer para que mejore.


El comportamiento optimista, a su vez, si nota que el mar está agitado y que el barco puede zozobrar, encuentra siempre motivos para continuar luchando, y, generalmente, nos lleva a lograr el éxito. De esta forma, no es tan difícil deducir que si hay alguien que desee modificar el mundo para que éste sea mejor, debe primero creer que el mundo puede ser mejorado. Y esto... es una cuestión de optimismo!

1 comentario:

Mª Carmen dijo...

Hola Antonio, soy de Málaga y encontré tu blog por casualidad buscando la receta de Huevos en Leche. Mi padre era de los Navalucillos, adoraba su pueblo aunque se marchó de ahí muy joven. Era "Juanito el del Tio Martín", Campillos de la Sierra de apellidos. Siempre hablaba del pueblo, del tio tal, del tio cual, de las comidas.... Me encantan "Las Puches", el las hacía mucho. ¿Los mejores garbanzos? los del pueblo, ¿los mejores melones? los del pueblo... Contaba siempre muchisimos chascarrillos y refranes del pueblo. En fin, me acordé de pronto de los "huevos en leche" que tanto le gustaban y no recordaba exactamente la receta, decidí mirar en esta inmensa enciclopedia y ahí estabas tú.
Te felicito por los mensajes que lanzas al mundo sobre el optimismo, por tu poesía y por tu manera de escribir. Sigue así, eres envidiable. Un beso y muchas gracias.