viernes, 28 de noviembre de 2008

EJEMPLO PARA LÍDERES EMERGENTES EN TIEMPOS DE CRISIS


En el año 325, Alejandro III, rey de Macedonia, condujo a sus tropas a través del desierto de Gedrosia. En aquella campaña, la sed y el hambre acabaron con miles de soldados y de otras personas.Tras largos días de marcha, dos soldados encontraron agua en un barranco y la trajeron ante Alejandro en un casco.
El rey preguntó: ¿Hay suficiente para todos?

No mi rey, contestaron los soldados.
Alejandro vació el casco sobre la arena ardiente, ante la vista de una tropa indignada y maravillada a la vez. Demasiado para uno solo, demasiado poco para todos, dijo tras derramar el agua.

Con este acto simple, pero muy ejemplificador, Alejandro demostró magnanimidad, una virtud esencial para el liderazgo efectivo. Un líder magnánimo es aquel que muestra disposición a dar más de lo que se esperaría de él. Alejandro estableció que no podía beber uno -aunque se tratara del mismísimo soberano- si no podían beber todos. Su gesto fue una declaración de principios, un desafío a sus seguidores y una provocación a las adversas circunstancias.
Al mostrarse igual a todos, Alejandro se mostró superior, manifestando su condición de líder y legitimando el lugar que ocupaba.Al demostrar entereza ante la adversidad y ánimo para refrenar sus impulsos, elevó el ánimo y las fuerzas de sus subordinados. Al no exigir a los demás nada que él mismo no estuviera dispuesto a sobrellevar, pero a la vez demostrar que podía continuar resistiendo, logró que todos se identificaran y se sintieran orgullosos porque sabían que jamás serían defraudados.
Gestos sencillos como el de Alejandro, pero genuinos porque provienen del ejemplo personal, crean una inmensa motivación en las personas.
Sin duda el acto de Alejandro fue provocativo y desafiante, pero muchas veces, en momentos difíciles, se necesita una respuesta límite para despertar conciencia, confianza y respeto.

Moraleja, en Alejandro y el derrame del agua hay un ejemplo para líderes emergentes que quieran afianzarse.

35 comentarios:

passa troncos dijo...

¿Debió Alejandro derramar el agua para “parecer” igual ante sus inferiores?. ¿Tenía Esperanza Aguirre que haberse quedado en Bombay hasta que todos los miembros de la delegación tuvieran la misma posibilidad que ella de salir huyendo?. ¿Vale más la vida del Rey que la de sus subditos?.

Joder, Y luego me decís que no fume porros

La fanciulla de Gijón dijo...

¿Y dices que las tropas se maravillaron?
¿Ninguno dijo “mecagüentusmuertos”?

Y con lo de la Espe, también yo pensé que me había fumado un porro al verla en televisión con los calcetines de la primera comunión. Solo por eso mereció la pena que haya salido antes que los demás.
Ese primer plano de los pinreles fue de un frikismo sublime.

Mario Illán dijo...

Tomaré buena nota.
Siempre me ha gustado el estar al pie del cañón con la tropa y pasar penurias con ellos si hace falta.
Es la única manera de hace equipo y de conseguir que los compañeros lo den todo y lo hagan porque quieren hacerlo y no porque los fuerces a ello.

De todos modos yo habría dado el agua a los caballos y así habrían sacado a los soldados más rápidamente del desierto.

Besos

Mocata dijo...

Sí señor, un gesto muy bonito. Pero si por algo adoraban a Alejandro sus hombres era porque los dirigía en la batalla desde la primera línea de combate, es decir, no sólo se dedicaba a hacer elocuentes brindis al sol cuando muy poco estaba en juego, sino que era el primero en arriesgarlo todo en las circunstancias más adversas. Así que me parece un ejemplo perfecto de liderazgo consecuente para nuestros gobernantes, empezando por todos los altos cargos de la JCCM, entre los que se incluye nuestro querido amigo Antonio: ¿qué tal si para romper el hielo y pasar de los gestos demagógicos a los hechos ejemplificantes decidieran rebajarse su sueldo un 50% y destinar esos fondos a los más perjudicados por la actual marea económica? Es probable que entonces la desengañada tropa volviera a confiar en ellos y a seguirlos a la batalla sin pestañear.

La fanciulla de Gijón dijo...

Señor Mocata, le hacía desarmado, pero ya veo que venimos con el cuchillo en los dientes. Y lo que no le mató, le hizo más fuerte. (Ah, en cuanto pueda devuélvame el pañuelo...)

Y esta vez yo también me permito darle consejos. En este blog no se dice que El Mágico sea Director de nada, con lo cual no debería usted haber caído en la calificación/descalificación personal, aprovechándose de información que usted disponga, del rincón del vago o de dónde sea (eso independientemente de que le parezca indignante esa subida de sueldos de la que habla)

Esta es una norma no regulada de los blogs. Digamos que es ¿elegancia?…Como decía passatroncos, este es el foro de nuestras segundas vidas oscuras y lo que se muestra de nosotros es nuestra retórica, necedad, chulería o pedantería, ciertas o fingidas, habilidades para hablar en parábola, etc.
Si no, al final, acabará ajusticiándonos a todos y hasta pueda decirme (¡un suponer!) que soy una culo-gordo (¡¡que va a ser que no!!) y a mí se me ocurra colgar las fotos de todos vosotros. Qué sabéis que os conozco, truhanes. Entonces, adiós blog. Bueno, le disculpo por lo poco experimentado que está usted, ya que acabamos de "desvirgarle"

¿Qué más vemos por aquí? Don Mario. Con ese apellido no entrará de casualidad. ¿Le ha dicho erpapa que esto está muentretenío?
Pues bienvenido. Además viene con buena actitud, porque le gusta pasar penurias. Este es su sitio, sin duda. (Sr Mocata, no me diga que desvelo el parentesco, porque esta información si es oficial ya que hay un enlace a otro blog que lo confirma)

Saludos y Buen Rollito

Anónimo dijo...

A los del "círculo hermético" no espera un años divertido, pues, no en vano, el palneta del año va aser Plutón, el astro que produce cambios más profundos en la vida de todos. La cosigna de este mago es que seáis flexibles y seréis beneficiados. Contáis con el beneplácito de Júpiter, que en los momentos menso fáciels os pondrá un paño caliente y os alimentará con algo de optimismo.
La "fanciulla" será más fascinante aún, el "passa troncos" dejará de poner puntos detrás de las interrogaciones, pues lo impide la buena norma ortográfica y aguzará su ingenio, mocata no mezclará las churras con las merinas y mi amigo Dustiano, que es tan anónimo como yo, porque los dos fuimos monaguillos, se desenmascarará y yo lo haré tras él. Feliz finde.

La fanciulla de Gijón dijo...

Anónimos, sois como los caracoles, aparecéis cuando llueve (¡¡esto ya parece el camarote de los hermanos marx!!)

Gracias por lo de fascinante, eres muy generos@.

Adesso como buona regina della notte, devo andare via...Mi perdo nella città notturna e nel suo splendore.

Ci vediamo, carini.

Mocata dijo...

Estimada Fanciulla: toma tu pañuelo (no lo he utilizado aunque de todos modos gracias por el ofrecimiento) y pasemos a aclarar algunas cosas. En primer lugar, te recuerdo que los nombres y rangos (lo de Director lo has dicho tú) de prácticamente todos los altos cargos de la Administración son información pública, así que no creo haber revelado ningún secreto celosamente guardado en las catacumbas del CNI y al que sólo se puede acceder mediante contactos privilegiados. Por otro lado, tampoco creo haber descalificado a nadie por lanzar un guante en forma de propuesta utópica que no deja de ser una provocación bastante ingenua y, por cierto, nadie ha hablado aquí de subidas de sueldos sino más bien de todo lo contrario. Si he cometido algún "pecado" en el contexto concreto de este blog quizá haya sido, como apuntas, el de la inelegancia, pero cuando se aborda un asunto que tiene que ver con la actuación y responsabilidad de los poderes públicos y el que lo hace no es precisamente ajeno a ellos, no creo que se deba pasar por alto esta circunstancia, por muy literarios que sean sus escritos y los de sus comentaristas.
Y para acabar, ¿qué le parece todo esto al capitán de la nave, que espero no me condene a galeras por ser un poco indisciplinado?

La fanciulla de Gijón dijo...

¡Traiga pa acá el pañuelo, pájaro!

Vale, tiene razón. Me he sacado de la manga lo de Director. Mis disculpas, a Don Antonio (he decidido tratarle de usted, como al resto) por haber desvelado que es un alto cargo bajo. Ahora ya no cabe la posibilidad de hacerlo Viceconsejero, Consejero y adiós a la dulce ensoñación de que fuera el mismísimo Presidente. Y como yo, si no he de ganar, empato, me reitero en lo mío y no acepto su justificación de que es información publica, por lo que ya le decía primero de no mezclar la vida real con la virtual. También yo le deseo, como el monaguillo, que para el 2009 separe las churras de las merinas. A ver si hay suerte…

Y respecto a lo de las subidas. Lo mismo me da subidas que bajadas. Sobre todo cuando la bajada a la que usted hace referencia, se haya propuesto como antídoto a la subida que hizo correr ríos de calamares en su tinta en su día. Así que si lo he sacado yo de mi cosecha, acháquelo a que no he podido escapar a la circunstancia invisible que me rodea. Circunstancia a secas para Ortega y Gasset.

Y ya que lo dice, también a mi me interesaría saber que opina el capitán. Si sigue su euforia de verse con público (pero un público que no imaginó ni en sus mejores sueños, confiéselo) o ya empieza a pensar que estaba mas tranquilo cuando le hablaba a las paredes. Yo creo que no sufrirá por mucho que le demos hasta en el carné, porque si la astilla viene de este palo, le encanta igualmente pasar penurias.

passa troncos dijo...

Con el frío q hace parece que apetece echar leña…

En cuanto al debate referente a la crema sólo diré una cosa. Bueno, dos.

Yo no estoy dispuesto a que me rebajen el sueldo un 50%, y lo de congelarme prefiero hacerlo antes en la calle “pa” Navidad que el día de Santa Nómina.
Se admiten voluntarios para hacerlo en sus estipendios por convencimiento propio, en lugar de tirar la piedra contra la cartera del otro. No seré yo quien lo haga, una vez comprobada mi mísera disposición.

La segunda. Estamos en un sistema parlamentario en el que los sueldos de la administración, y sus subidas, y por tanto sus bajadas, se fijan en los parlamentos. Este año puede que, ya lo veremos a fin de diciembre, se decida la congelación de los de los altos cargos. El Gobierno ya anunció su intención a primeros de año. Y los parlamentarios regionales creo q también en el transcurso del mismo. Punto pelota.

Don Antonio, excusas pido por ofender a sus ojos. La norma q m recuerda ya me la han indicado tropecientas veces, pero es que de muy pequeñito me enseñaron a acabar las frases con un punto. Y yo, después de preguntar, siempre acabo la frase. No entiendo muy bien el por qué de la norma apuntada. Explíquemela, por fa, pero no le aseguro q, pese a mis buenas intenciones, no recaiga en el pecado nefando. Bueno, en este seguro que recaigo; quería decir en el de post puntuar las interrogaciones.

Me alegra que el “putón” ese que dice nos depare un año divertido. Pero, tampoco es novedad. A mi siempre, l@s de su calaña, lo hicieron.

Y que la fanciulla sea más fascinante es algo tan sencillo que no merecería la pena haberlo mentado. Y sólo sirve para agrandar su ego, que debe estar a punto de fagocitarla. Y como saques mi foto, airearé mi archivo.

Nada más. Sean felices. Nos vemos mañana a las doce, a la salida de misa.

La fanciulla de Gijón dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Antonio Illán dijo...

¡Jo! No sé si por la ola de laicismo que nos invade o porque anoche llegué tarde despues de oír un concierto en ¡¡¡Molina de Aragón!!!, el lugar más frío de España, pero en el que la gente no se movió de sus asientos después de hora y media de música de las misiones jesuíticas de Bolivia, y pedía un bis y otro bis... y los de Sphera AntiQva calentando el ambiente. El hecho es que me acosté tarde y me he levantado cuando el cuerpo me lo ha pedido sin acordarme de que tenía ir a escuchar la homilía de... Bueno, contesto o reflexiono sobre lo que me acuerde de lo leído:
Las reglas cadémicas sobre ortografía ordenan que tras interrogación o admiración, ciandos e acaba la frase no se ponga punto, pues se entiende que ya es suficiente con el que queda debajo del palito del signo; sin embargo, si la frase no termina y es una enumeración, por ejemplo, se debe poner la corrspondiente coma, también se pueden poner dos puntos, si llega el caso. Es norma ortográfica y no se hable más, pues donde hay norma no hay gustos propios o aprendizajes raros o antiguos. Las reformas ortográficas se producen de vez en cuando: en 1726 se diferenció "b" y "v", en 1815 la "x" dejó de pronunciarse "j" y en la última se dejó libertad de acentuar el pronombre demostrativo o el adverbio "solo".
Sobre los sueldos y los cargos. Esto son arbitrariedades del sistema. Yo tuve un tiempo en el que tenía conciencia de trabajar bien y mucho y cobraba menos que ahora. Ni entonces ni ahora miro mi vida ni a la gente por el dineroo por el rango, tengo un cierto sentido de la igualdad y del respeto personal y el concepto jerárquico me incomoda en el trato, pero como es también una convención social, cuando lo tengo que utilizar, lo utilizo y punto. Si fuera por capacidad esto de los sueldos, no sé a lo que os dedicáis buena parte de vosotros, pero, por cómo escribís, no debiérais ganar menos de lo que yo gano, porque no os veo por debajo, es más o siento a veces, por vuestro criterio y argumentos, por encima. Pero esto de los oficios tiene lo que tiene, no dpende ni de la objetividad total ni de muchas otas cosas, sino de la circunstancia.
Respecto a lo de la virtualidad del blog. En vuestro caso, podéis ser virtuales, excepto quien se identifica. Quizá eso os hace más libres o escribir con más desparpajo. Está bien, mientras se respete y no se insulte o se mienta. Eso aquí no ha pasado. Se ha opinado con gracia y con chispa. La opinión se comparte o no, pero se respeta. Yo no puedo ser virtual, pues soy conocido. Antes escribía en los medios, hacía radio y opinaba, tenía un programa de televisión e entrevistas... Lo dejé todo, o casi todo, pues grabo una vez cada dos meses unas opinines sobre literatura para Onda Cero. El único sitio en el que me expreso con la libertad que yo mismo me permito es éste. Donde trato de ofrecer textos que aporten una reflexión o un valor. La verdad es que lo hago para que no se me enmohezca la pluma, pues la escritura habitual a la que me dedico no menos de quince horas al día -eso tienen algunos cargos y algunos sueldos- me deja poco tiempo a la creatividad.
Bueno pues eso es todo por ahora. ¡Ah! No estaba frustrado cuando entraba poca gente al blog. Había bastante gente que lo leía, aunqueno escribía. Aprecio esta situación en lo que vale. Al menos a mi, me alimenta, me refresca, es una argumentación, una conversación y eso enriquece. Qu sepáis que yo tengo un amigo absoluamente dogmático, es cura, ya jubilado. Nunca se apea del burro. Solo por el placer de dialogar, de argumentar, de hablar llevándonos la contraria, quedábamos una vez al mes para conversar. Ahora, por mis servidúmbres, tampoco hago ese excelente ejercicio. Por eso vuestra presencia en el blog es de agradecer. Por tanto, ¡gracias! pecad más por exceso que por defecto. Me voy a rezar...

Antonio Illán dijo...

Amigo:
En el texto anterior, además de errores de escritura, de no dar espacio o de mal unir las palabras, hay, al menso dos faltas de ortografía, dos palabras mál acentuadas. ¡¡¡¡Descubridlas!!!!
A los anónimos, están bien. Es otra manera de entrar. Los reprimidos, que retiran textos, no casan con la filosofía del blog.
Saludos.

Anónimo dijo...

Mucho hablar de ortografía y acentúas la palabra "mal". ¡¡Hay que ser más riguroso cuando se predica rigor.
El monaguillo

La fanciulla de Gijón dijo...

Debierais y servidumbres.

¡¡¡Monaguillo!!! ¡¡¡Ha aparecido el cura!!!

La fanciulla de Gijón dijo...

Ah, yo suprimí el comentario al darme cuenta que lo había colgado en la entrada que no era. Lo pasé a “El aire del tiempo” y lo eliminé de aquí... ¿estoy reprimida por esto?

Antonio Illán dijo...

Fanciulla, gracias por la aclaración. El error ha sido mío por presuponer. Si estuviera educado más severamente con el método fenomenológico no ocurriríasn estas cosas.
Si tenéis curiosidad, mirad cómo comienza hoy Juan Cruz su entrada en el blog, en El País. perdonad el atrevimiento.

La fanciulla de Gijón dijo...

La curiosidad mató al gato y disculpas aceptadas.

passa troncos dijo...

Don Antonio. No defiendo lo aprendido en la antigüedad (edad antigua). Apañado estaría si lo defendiera. Sólo digo q m cuesta trabajo desprenderme de lo que con sangre entró.

Respecto a su explicación sobre el punto del palito, sucumbe si pensamos que el interrogante del principio también lo lleva. Y empezar una frase con un punto me incita a fumarme otro porro, q es lo q hago cuando me posee un pensamiento circular q no soy capaz de resolver.

Dos preguntas al hilo de lo expuesto:

Una. ¿Qué opina usted sobre no poner el primer signo de interrogación, y hacerlo sólo con el segundo? Además de tildarme de afrancesado ( y Mocata de polilingüe).

Dos. ¿Qué opina de usar m por me, q por que, t por te…, al estilo de los sms´s, en los escritos no teléfonicos, como por ejemplo en un blog?.

Espero su académica palanca, perdón, respuesta.

Antonio Illán dijo...

Tronco:
Ando mal de tiempo, pero ahí va la respuesta.
El punto de la interrogación al inicio va arriba del palito y no debajo, por tanto no hay ambigüedad.
Signo al principio y al final. Es la norma castellana, y, mientras la norma exista es como escribir harina con "h". Si la norma cambia, hay que adaptarse a la norma, aunque hayamos aprendido otra cosa.
El escritura libre, se puede hacer lo que se quiera, pues, como decía Cervantes, "sobre la lengua solo tienen poder el vulgo y el uso". Por tanto, en un blog, como en un mensaje de móvil, uno hace lo que le pide el cuerpo. Aunque yo pienso que se debe escribir con el código de la lengua escrita, con clariadad y correctamente, es una cuestión también de cultura.
Aún así, yo tengo un reto planteado para el año que entra: escribir minipoemas con lenguaje de sms y un máximo de 160 caracteres, espacios incluidos. Me estoy estudiando los códigos, así que si me podéis ayudar, se acepta.
A ver si mañana pongo algo nuevo. hoy no estoy para nada más. La obligación es lo primero.

La fanciulla de Gijón dijo...

N s vrd angl d amr
Q n sta partad oriya
+ pur l luna briya
y s respi mejr

La fanciulla de Gijón dijo...

Esta reflexión, antes de que los Lunnis y los niños nos vayamos a la cama, se la dedico a mi hermano mayor del alma. Passatroncos, hoy me has preguntado si el blog estaba parado. Parece que sí. El Señor Mocata y Don Antonio nos han abandonado. Bueno, Don Antonio ha colgado algo de unos zorros..pero vamos, que a nosotros ni caso...

Que vale, Passatroncos, que yo le doy movimiento a esto. Vamos allá:


Dice Don Antonio:

“Yo tuve un tiempo en el que tenía conciencia de trabajar bien y mucho y cobraba menos que ahora. Ni entonces ni ahora miro mi vida ni a la gente por el dineroo por el rango, tengo un cierto sentido de la igualdad y del respeto personal y el concepto jerárquico me incomoda en el trato, pero como es también una convención social, cuando lo tengo que utilizar, lo utilizo y puntoSi fuera por capacidad esto de los sueldos, no sé a lo que os dedicáis buena parte de vosotros, pero, por cómo escribís, no debiérais ganar menos de lo que yo gano, porque no os veo por debajo, es más o siento a veces, por vuestro criterio y argumentos, por encima”

Se me ocurre como combatir esta injusticia:
Nos reuniremos en una iglesia, que parece que las frecuentan ustedes bastante. En la que reza El Mágico o donde va a misa de doce Passatroncos. (No me hagan ir hasta la de Molina, que se nos ponen los pezones como timbres…) El cura aunque esté jubilado, nos sirve…Y ahora viene el golpe de efecto: Después de que hayan rezado para una temporadita, que les vendrá bien porque así dejarán de interrumpir precipitadamente sus comentarios con la excusa de orar… ¿OK?,¡Bien! Decía…tras el astringente contra el apretón místico, ¡TACHÁN! La Fanciulla silbará. Raudo y veloz entrará en escena el monaguillo y pasará el cepillo (lo tengo todo calculado). En él Don Antonio depositará las perras que, según lo expuesto más arriba, cree que le sobran a él, y yo le confirmo que no nos vendrían mal a nosotros. Y usted nos lo agradecerá doblemente: Pues estará menos incómodo con las jerarquías (al menos con la que establece el dinero) y también quedará satisfecho su sentido de la igualdad. Y nosotros, ya le adelanto que, conformes. Porque si usted es una mesa y nosotros las sillas preferimos serrucharle a usted las patas que estirárnoslas a nosotros….En fin, que al final del plan acabaremos las sillas recogiendo los dineros en la sacristía, tras forcejear con el monaguillo que seguro nos la intentará armar... El cura, como en las películas, ya estará pensando en comer y nos preparará un guiso suculento. Y todos juntooooos como hermanoooooos, miembrooooos de una iglesiiiiiiiiaaa, nos comeremos en el claustro el concepto jerárquico con patatas. Y así seremos todos iguales. Y el Mágico será feliz para siempre jamás.

Moraleja: “Don Antonio, ponga iglesia, fecha y hora”

Buona Notte

Antonio Illán dijo...

Petra, 12 de octubre de 2009. ¿Vale?

passa troncos dijo...

Mi querida Fanciulla, tengo q hacer dos aclaraciones. Para ti y para los radiooyentes (cada vez menos radioparlantes).
La primera es que no deberías mentirles en cuanto a la edad, pues yo se que me consideras mayor porque guío tus pasos por las sendas del bien. Pero quien te lea va a pensar que te gano en edad, cuando mas bien te aventajo en la misma; es decir, para que nos entienda Mocata, que soy mas joven que tu.
La segunda, es q has infringido una norma del blog, cual es la de dar información no requerida al resto de contertulios. Nadie tiene por qué saber q tu y yo, además de comunicarnos a través del blog, nos msneamos (lean bien la palabra y no sean mal pensados) con asiduidad.

Dicho lo cual, te pido q no me compares en mis hábitos eclesiásticos (hábitos por costumbre, no por ropa talar –esta pedantería se la dedico a mi mentor Mocata-) con Don Antonio.
Yo soy feligrés de iglesia de barrio, con cura obrero, guitarra dominical y reparto de miseria entre los miserables del barrio.

Don Antonio es cristiano de bien, misa catedralicia, homilía semanal para plantar los cojones delante de los ateos gubernamentales, y tener siempre viva la llama de la hoguera, por si hay que volver a utilizarla.

En ese sentido, reconozco que el lo debe pasar mejor los domingos que yo. Asiste, mas barato que el cine en el día del espectador, a una representación sublime, a un auto sacramental impagable, protagonizado por su menudencia, aspirante papal, con una meliflua voz envidia de toda la Congregación para la Doctrina de la Fe. Y sale con la lección bien aprendida, de por donde va a atizar la Cope durante toda la semana.

Y bueno. Lo de Petra más bien parece un epitafio que una propuesta de cita.

Besos

Antonio Illán dijo...

Me gusta escuchar el canto gregoriano de los canónigos el domingo por la mañana sobre las 9 en la catedral. Estáis invitados. Es medieval y eterno.
Lo de Petra no es un epitafio, es un reto. Respecto a lo de los sms- meneos, no hay que ser muy avispado para decodificarlo.
Antón Reixa y Manuel Rivas no van a falr en galego.

La fanciulla de Gijón dijo...

A mí los canónigos me gustan más en ensalada y las 9 de la mañana de un domingo, es mucho madrugar para questa fanciulla. ¡¡Il sabato sono una farfalla notturna!!

(Signori, non posso continuare. Sono tanto impegnata...)

Antonio Illán dijo...

mi piace tanto parlare l'italiano o l'itagnolo

La fanciulla de Gijón dijo...

A ver si mañana les hago la crónica de la charla entre Rivas y Reixa...La verdad es que me decepcionó bastante...Pocas cosas ocurrentes se dijeron allí (no sé si no daba para más el tema del ecologismo o es que no se lo habían currado gran cosa)...Sobre todo con Reixa se me ha caído un mito. No comprendo dónde quedó esa chispa del sol de carallo..

Antonio Illán dijo...

A mi me pasó igual. Ya cuando les saludé me pareció que se iban a ir por el monte solos, no tenáin ganas ni de provocar ni de comprometerse demasiado. De apocalípticos han pasado a integrados. No con lo del Prstige entraron al asunto

passa troncos dijo...

Eso tampoco estaría tan mal. Seguro que así brillo con esplendor y luz propia Don Antonio.
(Atención Fanciulla). Al menso sirvió para salir en el periódico.

La fanciulla de Gijón dijo...

(¡¡Sí!!Pero hay que mirar con lupa para encontrarme)
Bueno, prometí contarles lo de ayer. Vamos allá:

Primero un repaso visual de los personajes. Lo de Goliat no sé si era barriga cervecera o se había tragado el barril entero, pero el caso es que me recordaba a una vecina embarazada que tampoco puede juntar las rodillas cuando está sentada. ¡Ah! Apunten también: 2 papadas, la genuina debajo de la barbilla y una variante detrás de la nuca.
A escala humana, Rivas. No es Apolo como su hijo el botafumeiro pero tiene su aquel. Anillos canallescos en anulares y meñiques y barba y sueño de tres días. Vamos, como el señor Mocata, solo que sin anillos, sin barba y sin aquel…

El principio del acto fue regulero. Se arrancaron con sendos textos sobre la desaparición de la nieve. Goliat se centró en los Inuit (esquimales). Aseguró que sin nieve no hay esquimales. (Sin nieve no hay esquimales, sin huerta no hay lechugas, sin tetas no hay paraíso, sin toros no hay corridas…)Y en la mente de todos los presentes: “No te has quedado calvo pensando porque ya venías calvo de casa, jodío”…Bueno, en todas las mentes, no. Había un señor que ni puto caso, porque repasaba mentalmente el discurso al que nos iba a someter luego (ver final del acto).
Turno de Rivas. Recitó poemas propios pero talmente parecía que los inventaba sobre la marcha. Fue la entonación. Entre palabra y palabra se quedaba un poco traspuesto y se perdía el sentido de las estrofas. O esa impresión me dio a mí. Si acaso que me corrija Don Antonio: ¿A usted no le costaba seguirle? Hasta aquí les doy un 2,5…

Luego vino la charla-debate. Mejoró ligeramente la cosa, pero nadie tiró cohetes. Y otra brillante idea de Goliat: si se prohíbe circular a los buques monocasco, como la mayoría de los barcos que hay son monocasco, habría que hacer barcos nuevos y esto supone un gasto. ¡Bien! Otra así y recuperamos el pelo, Antón.

Algunas cosillas destacables que a mí me parecieron interesantes. Que no sé si lo son realmente, porque, como les digo, en una charla de altura otro gallo nos cantaría y pueden ser reflexiones tuertas entre argumentos ciegos:
La cuestión sobre ecologismo en contraposición al conservadurismo. Cuidar el planeta puede resultar antiguo, tiene algo de conservador, de poco revolucionario. Pues no. Desde otra perspectiva llegaron a argumentarlo como igualitarismo. Y pareció creible. Rivas expuso algo interesante referente a la ecología aplicada al lenguaje, hablando hasta de “toxicidad” de las palabras. Por eso, señores, entronco con el debate ya surgido aquí del lenguaje sms, escribir como salga de las narices, reglas ortográficas libres, ect, sepan que si utilizan estos recursos sería el equivalente a no separar la basura en sus hogares.

Luego hubo alguna anécdota morboso-pintoresca, como la del traductor jovenzuelo, pero sobradamente preparado, ya que tenía una enfermedad común entre los traductores buenos, (cuyo nombre científico no recuerdo) que consistía en tener “culopelao de estarsentao” )y que en cierta ocasión, en que dudaban de su profesionalidad, bajó sus pantalones.

Y ahora quisiera hacer una observación que me ha sugerido mi amiga Cio-Cio San (niña, espero que luego salgas por alusiones y saludes a estos señores y a todo el público). Me ha dicho: “¿Para qué invitan a dialogar a dos tíos que están de acuerdo? Ahí lo suyo era llevar a alguien que defendiera, por ejemplo la energía nuclear” Niña, llevas razón. Y me vino a la mente que el mejor debate jamás visto sería: Passatroncos versus Señor Mocata.

Bueno, acortando que el Señor Mocata, debe estar dando cabezadas…
Final del acto: Las intervenciones. Se arrancó un hombre que estaba a mi vera. Cogió el micrófono y se hizo fuerte con él. Empezó como una pregunta. Y se fue alargando. Tanto, tanto, que el hombre llegó a debatir consigo mismo. Él más que nadie de los que estábamos allí era ecologista: llevaba una chaqueta de lana gorda recién trasquilada que era un escándalo. ¡Unos floripondios de mil colores! Debía ser tejida por él y de la misma oveja que los calcetines. En serio, era Ágato Ruiz del Prado. Y lo que les decía: a este señor parecía que le daban cuerda. Y a mí me entró la risa. Y como tenía a Antón enfrente y él miraba al hombre que estaba a mi lado, acabó mirándome a mí y riéndose conmigo. Surgió complicidad entre nosotros, pero no es mi tipo, ¿eh?

En fin, que les hablaría también de la segunda intervención, una señora que les hizo la pelota, pero temo haberles saturado y tengo, además, que hacer la maleta.
Espero que se hayan hecho una idea de lo que fue aquello. Recalco que el talento y el ingenio estaban en otra parte. Y para hacerles un poco la pelota, les diré que bien pudiera ser aquí. En el círculo hermético.

Buenas Noches y Feliz Puente.

Passa troncos dijo...

La hora a la que has acabado de escribir prueba que la razón de hacerlo tiene más que ver con los títulos de la nobleza que con el trolley.

Por otra parte te diré que prefiero un círculo hermenéutico a un círculo hermético. Este último es, en si, una tautología (el circulo siempre es cerrado). Y el primero, en cambio, da mucho juego para que algunos, que tú y yo conocemos, se azoguen un poquito.

¿Te vas de puente? Pero si no hay puente. Un puente tiene que tener ojos y este es compacto.

¿No vamos a poder leerte estos días?

Maldita Constitución y maldita infantería que nos privan de tu presencia.

Cuidado con los juegos en la escalerona.

La fanciulla de Gijón dijo...

Entonces me voy de muro. Al de San Lorenzo. Los juegos de La Escalerona en diciembre no tienen mucho interés: perros, a los que en invierno está permitido bajar a la playa, y octogenarios que no renuncian a su baño diario por ver si les pasa como a los de Cocoon.

Y efectivamente, me ha pillado. La maleta ya estaba preparada. Pero es que ahora está muy emocionante: Martínez ha logrado rescatar a su hija de la secta. Cortés se ha bañado en su piscina cubierta (pues lo Cortés no quita lo caliente)con esa braga ajustada y el Duque, de momento, no ha perdido el rizador de pestañas. ¡Qué rico, Omá!

Respecto a si me leerán o no, eso nadie lo sabe. Puo darsi...Porsiaca, mántenganse atentos a sus pantallas...

Y ahora un comentario cifrado. 2 individuos me deben algo. Ellos lo saben y no me lo dan. ¡Hernández y Fernández, hagan el favor!

Mocata dijo...

Fanciulla, lo tuyo sí es reporterismo intrépido y no lo de los corresponsales de guerra: es un milagro que salieras de una pieza tras esa combinación explosiva de comentarios "inteligentes", poemas entrecortados, ecologistas de salón, plastas vestidos de oveja amanerada y miradas cómplices de ex-resentidos convertidos en ballenatos. ¡Medalla al valor periodístico para nuestra temeraria cronista ya! Ah, y ya le gustaría a Rivas padre bostezar como yo lo hago...

La fanciulla de Gijón dijo...

Me parece bien. La quiero grande y de oro y brillantes.