martes, 2 de diciembre de 2008

LAS PALABRAS Y LOS HECHOS

Una zorra y un zorro, que eran perseguidos por unos cazadores, llegaron cerca de donde estaba un leñador preparando su carga de troncos y le suplicaron que les escondiera. El hombre no lo dudó y les aconsejó que entraran en su cabaña y que luego juntaran la puerta. Al momento llegaron los cazadores sofocados y preguntaron al leñador si había visto a la zorra y al zorro.
El leñador, con la voz bien alta les dijo que el no había visto ni zorros ni zorras, mientras con su mano disimuladamente señalaba hacia la cabaña en la que se había escondido la pareja de raposos.
Los cazadores, muy primarios para la decodificación de mensajes, no dieron importancia ni comprendieron las señas que el cazador hacía con su mano y confiaron únicamente en lo dicho con la palabra. Y tan deprisa como llegaron se volvierona perder por lo intrincado del bosque.
El zorro y la zorra, al verlos marcharse, salieron de la cabaña con el hopo en alto y sin decir ni pío.
El leñador, con los brazos en jarras, se dirigió a ellos y les reprochó que no le dieran ni las gracias, después de haberles salvado la vida, diciendo a los cazadores que él no había visto zorros por allí.
La zorra y el zorro, alzando su voz, le respondieron:
- Te hubiéramos dado las gracias si tus manos y tu boca hubieran dicho lo mismo.


¡Cuantas veces en nuestro mundo vemos como los hechos niegan a las palabra!

15 comentarios:

passa troncos dijo...

No se q me ha pasado que al empezar a leer esta entrada me ha poseído el diablo y me ha parecido que a “Una zorra y un zorro…” le iba a continuar “van palbacete, van palbacete…”. Y ya me ha venido a la cabeza aquella canción, prodigio de la gracia fina e inteligente, que tanto animó mis verbenas infantiles. Para los que no la conozcan, o para los nostálgicos que la añoren, ahí va esta dirección, (pónganse los cascos si están en el trabajo y no quieren que les apedreen):

http://www.youtube.com/watch?v=fDNj-wLsKXM

Antonio Illán dijo...

Passa tronco, vale tío, eres un avispado y eso mola. Por fin empezáis a leer con segundas y terceras lecturas. Ironía fina. Yo estudié con Victor Hugo y Lamenai, del que decía que era "la ironía misma". Sabed que en todo texto hay que buscar, después d ela forma, después del contenido aparente, ¡¡¡la intencionalidad!!! eo es más difícil de descubrir, pero es lo más interesante,es lo que descubre qué hay detrás. Lecturas como la tuya enriquecen la fábula. La fábula popular se inicia así: " Una zorra...", cunado yo tergiverso lo popular y digo una zorra y un zorro, estoy jugando, evidentemente, con otra visión popular y con algunos matices semánticos del lenguaje sexista.
Si vales, bene, valeo.

passa tronco dijo...

Llegó un centurión a ver a Cesar, y, antes de pasar, muy educado él, dice: "¡Ave, César!"

Y César, sin levantar los ojos del Interviu, le contesta: "Pasa que está averto".

Valete bene

La fanciulla de Gijón dijo...

Parece que la cosa va de chistes...
Me sé uno del mismo estilo. Pero véanlo, como dice Don Antonio, con intencionalidad. Encuentren en segunda o tercera lectura, una crítica a los que escriben mal cambiando el orden de las letras. Va por ustedes:

En el Hospital, se acerca un médico a un grupo en la sala de espera, y les
dice:

- ¿Familiades de Don Damón Cadetedo?
- Sí, somos nosotros.
- Miden, ciento comunicadles que Don Damón ha muedto.
- ¡No me joda!
- Vamo a vé... No ce enteda. Ni mejoda, ni va a mejodá. Etá muedto...

Anónimo dijo...

Hola a todos los que escribís y os expresais en este blog, que a primera vista parece un círculo cerrado, pero despues de alguna que otra lectura de párrafos bien escritos y a su vez interesantes, fuentes de razonamiento y argumentación, atisva un rayo de libertad de expresión y comunicación, dejando una puerta abierta a los legos en estas nuevas tecnologías de la información.
Sobre este post debo decir que no estoy de acuerdo con el Sr. Illán cuando dice que "la intencionalidad es lo más difícil de descubrir, pero es lo más interesante". En la primera parte estoy de acuerdo, es difícil y hay que tener algún que otro sentido bien entrenado para ello, pero no en la segunda, puesto que en esta fábula la moraleja, el mensaje que transmite es mucho mas fuerte, interesante y enriquecedor, que la ironía sobre que la pareja de zorros, se vayan "pa" Albacete.
Buen post, Sr. Illán. Que bello sería que nuestras palabras y nuestras acciones caminaran parejas por esta vida de locos.

La fanciulla de Gijón dijo...

Usted pasa el casting. Tiene factor X. Eliga apodo cuanto antes (si puede ser con pista para que yo deduzca) y salga del "economato".

¡Bienvenido a la república independiente de nuestra casa!

Anónimo dijo...

Mi querida fanciulla, aunque saliera del "economato" como usted refiere en su comentario, creo que es imposible que me conozca, puesto que nuestros destinos están demasiado lejanos. Yo tengo a bien conocerla por la foto de su tan visitado perfil, chica reflexionado sobre borde de piscina, y por sus muchísimos comentarios en este blog, por cierto buenísimos y cargados de muy buen razonamiento, inventiva y sobre todo de sentido del humor, que hace que en algunas ocasiones ronde usted la genialidad. Passa trocos y Sr. Mocata no podrán con tanta argumentación bien intencionada y cargada de expontaneidad.

Hasta la próxima.

Antonio Illán dijo...

Señor anónimo:
Feliz día de la Consti. Es usted un tipo de interés. Creo que de los que escribimos aquí es el único capaz de "echar un porrazo" a la Fanciulla (argumentalmente hablando, se enetiende). Siga por ahí que nos vamos a entretener.

passa troncos dijo...

Ya sé que no te queda mucho tiempo, y que ya estarás llorando para coger el camino de vuelta.
Pero, ¿no podías arreglar El Molinón antes de bajarte?.
Está un poco ruinoso. Claro que hace juego con el contenido.

La fanciulla de Gijón dijo...

¡De vuelta en Toledo! ¿¿¿Alguno ha sobrevivido???

Passatroncos, El Molinón ya hace tiempo que está en obras y, según el proyecto, lo van a dejar de postal…Otra cosa es la mala racha del equipo, aunque los forofos pasaban cantando muy animados debajo de mi ventana. Claro que fue a la ida…

Ahora unas palabras a mi fan. Señor anónimo (oiga, insisto en que se ponga apodo para poder nombrarle) me alegra ver que a usted también le he cautivado. ¡Ay, copón! ¡No sé qué les doy! Y por curiosidad, ¿Desde dónde escribe que hay ese desfase horario?

Y ahora, debo corregirle, pues si no, no sería la fanciulla en estado puro. Usted dice: “Yo tengo a bien conocerla por la foto de su tan visitado perfil, chica reflexionado sobre borde de piscina” Ahí no me encontraba reflexionando, sino meditando (reflexionar reflexiono siempre sobre lo que se dice aquí y sobre muchas otras cosas y no adopto ninguna posición especial para ello)

Y respecto a lo de los zorros, tiene usted razón. No es tan importante que vayan pa Albacete, como la finalidad: En mitad del camino va y se la mete.

Adesso, me ne vado. Sono stanca morta…¡Menudas retenciones!

Anónimo dijo...

Mi querida lobezna, por hacer un poco de hincapié en su rebeldía innata, jovial e inofensiva, quisiera pedirle perdón por mi tremenda equivocación entre la acción de meditar y la de reflexionar.
Usted está en lo cierto, no es lo mismo una cosa que la otra. Cuando uno reflexiona esta metido para sus adentros, pensando en un tema hasta ver con claridad cual es su postura al respecto (pero no la física). Cuando meditamos también estamos metidos para nuestros adentros, pero esta vez nuestra mente permanece en blanco, es libre, vuela, fluye, se dirige a lugares preestablecidos, o no. Como dijo Osho: “A reflexionar nos llevan las emociones; a meditar la voluntad. Las dos se manejan con la mente, pero el puerto al que nos llevan con el pensamiento es muy diferente”. Pero, ¿quién ha dicho que no se pueda reflexionar en ciertas posturas, o que para meditar haga falta adoptar una postura “reglamentaria”? Por favor querida no caiga usted en los tópicos.
Volviendo a la pareja de “zorros”,sigo pensando que me da igual su vida privada, lo que importa siguen siendo sus palabras.
Por cierto, trate usted de completar el refrán de pez con su típico ingenio, seguro que lo borda. Hasta la próxima.

La fanciulla de Gijón dijo...

A ver, señor anónimo (le contesto con las piernas cruzadas detrás de la cabeza)
Primero me da la razón y luego me la quita diciendo que caigo en tópicos. Si como dice usted que dijo el oso: a reflexionar nos llevan las emociones y a meditar la voluntad, yo le digo que en esa instantánea estaba meditando. Por voluntad. Y no se líe usted tanto, que lo lógico al verme es pensar que medito antes que reflexiono y teniendo claras las diferencias entre los conceptos, es descabellado irse a la excepción antes que a la regla, por muchos tópicos que quiera romper. Y respecto a lo de ¿quién ha dicho que no se pueda reflexionar en ciertas posturas, o que para meditar haga falta adoptar una postura “reglamentaria”? Eso mismo me pregunto yo: ¿Quién lo ha dicho?
Yo como iba diciendo, la burra no la vendo…

Dejando al oso y a la burra y yendo a los zorros: Si hemos entrado en su vida privada, que nos demanden, ya que son tan sabidillos como para replicarle al leñador al unísono: “Te hubiéramos dado las gracias si tus manos y tu boca hubieran dicho lo mismo”….Y gracias deben dar de que no sea yo el leñador, porque les espetaría: “¿Conque esas tenemos? Pues ya os adelanto que os partiré la cabeza de un hachazo a cada uno, para que me vayáis dando las gracias, sozorros”.

Y esta fábula me deja una enseñanza para cuando vamos de excursión por esos pueblos de la España profunda y pedimos información a un abuelito que descansa con la garrota en un bankinter, para que nos indique el camino. Y el abuelito, dice: “gire a la derecha” mientras apunta con el bastón a la izquierda o viceversa. ¿Les ha pasado eso a ustedes o solo me pasa a mí? Yo siempre que me he visto en tal situación he dado las gracias de todos modos mientras recomponía el puzzle de direcciones contrapuestas en mi cabeza. ¡Hasta hoy! Ahora probaré a decir: “le hubiera dado las gracias si tus manos y tu boca hubieran dicho lo mismo” y ya veremos cuando me den de bastonazos si quedo mirando pa levante o pa poniente para señalar bien el camino a la enfermería y así, predicar con el ejemplo.

Bueno, ¿Y lo del cazador?, que siendo mas burro que un arao, le colocan el eufemismo: “muy primario para la decodificación de mensajes” Ay, Don Antonio, que si esto fuera un programa de radio, entrarían muchas llamadas de leñadores francamente indignados con esta afirmación. Y esto también es un eufemismo.


Buona Notte

Anónimo dijo...

Fanciulla, ¡son los cazadores los que se pueden sentir ofendidos...y no los leñadores...! Aunque, bien mirado, todo queda en casa: "El bosque animado, la fraga de Cecebre ¿no?

La fanciulla de Gijón dijo...

¡Cierto, cierto!
¡Lapsus! (Es que tenía la tele puesta, jeje)

materials dijo...

If you could give more detailed information on some, I think it is even more perfect, and I need to obtain more information!
runescape powerleveling