domingo, 8 de junio de 2008

PARA SER UN LÍDER


Si yo fuera político y quisiera convertirme en un gran líder, para que la sociedad me reconociese y ¡¡¡me votase!!!, tendría en cuenta lo siguiente:


- Es más importante una gran idea, sencilla y repetida, que una larga lista de buenas ideas tecnocráticas sobre los problemas habituales: la economía, la salud, la educación, la seguridad...

- Es más importante transmitir una gran idea arropada por el soporte de la emoción, que esas muchas ideas sustentadas en la objetiva peana de la razón.

- Es más importante "predicar" que enseñar o instruir.

- Es más efectivo inspirar confianza, para acercar afectos, que atacar, para ganar adhesiones.

- Es más eficaz concilar que pelear.


Esto es así de sencillito. Quien tenga oídos para oír que oiga.
La reflexión de este blog es gratis y un regalo auténtico para sus lectores.

1 comentario:

Ernesto Allende Cafrune dijo...

Hola Antonio, me parecen unas reflexiones muy claras y sencillas.

Creo que a ese asunto se dedican montones de gabinetes de políticos importantes.

¡ A lo mejor te sorprenden y te prestan atención !

Saludos.